Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Leer más

SMS vs. Email: ¿Cual le conviene más a tu negocio?

SMS vs. Email: ¿Cual le conviene más a tu negocio? - Sms Up

SMS vs. Email: ¿Cual le conviene más a tu negocio?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Tanto el email como el SMS son algunas de las herramientas de marketing más populares de los últimos años. Ambas están creciendo en popularidad entre las empresas y, en una estrategia de marketing ideal, es habitual usarlas en conjunto.

Para que nuestras campañas funcionen al máximo rendimiento tenemos que conocer bien el canal a través del que mandamos nuestros mensajes. Si no sabemos qué características tiene cada medio y cómo lo usan nuestros clientes no tendremos ninguna oportunidad: estaremos dando palos de ciego.

En este artículo descubriremos qué ventajas tiene el SMS sobre el email y por qué es nuestra mejor baza para comunicarnos con nuestros clientes.

Ventajas del SMS sobre el email para tus campañas de marketing

Enviar el mensaje correcto a través del canal correcto es básico para nuestra estrategia de marketing. Si desconocemos todo lo que el SMS puede hacer por nosotros, es probable que recurramos al email por defecto, dejando escapar una oportunidad muy valiosa de conectar con nuestros clientes.

Más del 50% de los españoles menores de 55 años ha hecho alguna compra desde el móvil. España es el país del mundo con más móviles por habitante. Y es que ya no sabemos separarnos de nuestro ordenador de bolsillo.

El marketing por SMS te permite impactar a tus clientes con tus ofertas y promociones de forma inmediata en su dispositivo favorito.

1. Una tasa de apertura espectacular

En España, solo se abren de media el 34,81% de los emails promocionales. La cifra para el SMS es una muy distinta. Leemos el 95% de los mensajes de texto.

No solo se abren prácticamente todos los SMS, se abren de forma casi inmediata. El 90% de los SMS se leen menos de 90 segundos después de haberlos recibido.

2. Un canal mucho menos saturado

De media una persona recibe más de 90 emails comerciales al día. Nuestras bandejas de entrada se convierten en ruido: newsletters a las que no recordamos habernos suscrito, ofertas que no nos interesan, notificaciones… Organizamos nuestra bandeja de entrada para reducir el ruido y no leemos todos los correos que recibimos, pero nos perdemos la información que queremos recibir.

Esto, con el SMS no ocurre. Recibimos muchos menos mensajes, con lo que podemos leerlos todos y no nos perdemos nada importante.

3. No requiere conexión a internet

Para recibir un SMS no necesitas más que una cosa: tener cobertura. No es necesario conectarse a una red wifi o estar conectado a una red que te permita conectarte a internet.

Para recibir un email y poderlo visualizar correctamente necesitas estar conectado a una red wifi o tener una conexión de datos activa.

4. No necesitas ninguna aplicación extra

Todos los teléfonos móviles pueden recibir SMS. No hace falta ninguna aplicación, cuenta, contraseña o configuración de ningún tipo. Desde el momento en el que enciendes el teléfono por primera vez, puedes recibir SMS.

El email, por el contrario, necesita una aplicación, cuenta, contraseña… Además, el contenido de tu email promocional deberá adaptarse a los distintos navegadores, aplicaciones o dispositivos. El SMS solo tiene un formato y lo controlas tú. En todo momento sabes el aspecto que tendrán tus mensajes.

Por defecto muchos negocios recurren al email para comunicarse con sus clientes, pero al revisar las características de cada canal descubriremos que el SMS es una mejor opción en muchos casos.

Las ventajas del SMS están claras: una tasa de apertura más alta, mayor control y más alcance. Así que antes de lanzar tu próxima campaña de email pregúntate, ¿sería más efectiva por SMS?